Bridgestone entrega 10 pasos que ayudarán a los conductores a pasar la Revisión Técnica

Compartir

• Antes de llevar el auto a la Planta de Revisión Técnica, hay que tener especial cuidado con la presión de neumáticos, frenos, amortiguadores, luces, filtros, cinturón de seguridad, niveles de aceite entre otros puntos que te ayudarán a estar más seguros.

Que tu auto pase la Revisión Técnica

Santiago, 25 de febrero de 2022 – Marzo está cada vez más cerca, y con ello finaliza el plazo para pagar el Permiso de Circulación. Uno de los principales requisitos para hacer el pago del permiso, además de contar con el Seguro Obligatorio de Accidentes Personales (SOAP), es tener aprobada la Revisión Técnica. 

Esta revisión es un control obligatorio anual para todos los automóviles que tengan más de dos años de antigüedad, y tiene como fin el detectar fallas mecánicas y contaminantes al medioambiente.

“En Bridgestone somos especialistas en neumáticos, y nuestra máxima prioridad es la seguridad de nuestros clientes, por lo que siempre les recomendamos que si quieren evitar rechazos, pueden realizar la inspección completa de sus vehículos antes de la Revisión Técnica en uno de los distribuidores que tenemos a lo largo de todo Chile, donde nuestros colaboradores están altamente capacitados para estas inspecciones”, cuenta Miguel Ángel Alvarado, ingeniero de ventas Senior de Bridgestone Chile.

Para superar este control sin mayores problemas y asegurarse que el vehículo esté en buen estado, hay que tener en consideración los siguientes puntos:

1. Revisar detalladamente los neumáticos en un distribuidor autorizado, verificando que no estén lisos o desgastados. Inspeccionar si tienen desgaste irregular los neumáticos, ya que es mucho más común de lo que nos pensamos si el objeto no tiene un mantenimiento mínimo. Un desgaste desigual siempre producirá problemas mecánicos y de seguridad, uno de los principales motivos de rechazo en la revisión.

2. Verificar que los cinturones de seguridad y anclaje de silla porta bebé estén en buen estado. 

3. Verificar el estado de las pastillas de frenos y amortiguadores.

4. Chequear los frenos de pie y mano. Si presentan algún problema, lo más recomendable es consultar a un profesional para hacer un ajuste de éstos. 

5. Verificar que no existan holguras de rodamientos ni en los terminales de la dirección. 

6. Contar con un Kit de seguridad, donde lo más importante es que el extintor no esté vencido.

7. Chequear el estado de las luces de los frenos, patente, intermitente y posición.

8. Asegurarse que no existan filtraciones de gases en el tubo de escape. 

9. Los vidrios y espejos deben estar en perfecto estado. Si existe alguna grieta o trizadura, es mejor reemplazarlo por uno nuevo. 

10. Contar con todos los documentos del auto, que son el certificado de gases, permiso de circulación y certificado de la revisión técnica del año pasado.